E. Oración
Ficha 11 – El desarrollo necesita subsidiaridad, solidaridad, colaboración
graphic
La providencia de Dios llena de dones a la comunidad de Israel. También los demás pueblos están llamados a participar en esta bendición y a asociarse, como en una sola familia, a Israel en la alabanza que de toda la tierra sube hacia Dios.
«Que Dios tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones.
¡Que los pueblos te den gracias, oh Dios, que todos los pueblos te den gracias!
Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra.
¡Que los pueblos te den gracias, oh Dios, que todos los pueblos te den gracias!
La tierra ha dado su fruto: el Señor, nuestro Dios, nos bendice.
Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra (Salmo  67)