D. A la escucha de la Palabra de Dios
Ficha 11 – El desarrollo necesita subsidiaridad, solidaridad, colaboración
graphic
La primera comunidad cristiana nos pone en evidencia la trama de relaciones con Dios, con los hermanos, con el mundo externo. El efecto es ‘económico social’, para todos hay pan y gozo. Este texto permanece para siempre como el ícono Pentecostal de la Iglesia de todos los tiempos.
«Todos se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones. Un santo temor se apoderó de todos ellos, porque los Apóstoles realizaban muchos prodigios y signos. Todos los creyentes se mantenían unidos y ponían lo suyo en común: vendían sus propiedades y sus bienes, y distribuían el dinero entre ellos, según las necesidades de cada uno. Intimamente unidos, frecuentaban a diario el Templo, partían el pan en sus casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón; ellos alababan a Dios y eran queridos por todo el pueblo. Y cada día, el Señor acrecentaba la comunidad con aquellos que debían salvarse» (Hechos  2, 42-47)