A. El pensamiento
Ficha 10 – La relación de ser humano con el medio ambiente natural
graphic
Continua el capítulo IV dedicado a los “derechos y deberes” en el desarrollo de los pueblos, aquí aplicado a la “relación de ser humano con el medio ambiente natural y las problemáticas energéticas”.
1. La preocupación ecológica es recurrente en el magisterio de Benedicto XVI el cual no cesa re recordar con fuerza que “La naturaleza es expresión de un proyecto de amor y de verdad”, confiado al ser humano para “custodiarla y cultivarla” (Gn 2, 15). Ello contrasta con cualquier divinización y tecnificación, valorando en cambio los recursos para la cultura del ser humano y garantizando un justo respeto por las futuras generaciones (n. 48).
2. Las problemáticas energéticas ponen hoy de relieve acaparamiento injusto de las energías no renovables de parte de los pueblo ricos respecto a los pueblo más pobres. “Hay también una urgente necesidad moral de una renovada solidaridad” con una “necesaria una redistribución planetaria de los recursos energéticos” (n. 49).
3. Es necesario “reforzar esa alianza entre ser humano y medio ambiente” para un eficiente uso de los recursos, no contaminando el planeta y manteniendo como un “deber muy grave el dejar la tierra a las nuevas generaciones en un estado en el que puedan habitarla dignamente y seguir cultivándola” (n. 50).
4. Es necesario reconsiderar el estilo de vida que tiende al hedonismo y al consumismo, que provoca además enormes daños ambientales. Es necesaria “ una ecología del hombre bien entendida”, ya que “el problema decisivo es la capacidad moral global de la sociedad” (n. 51). CiV reconoce y confía a Dios, Verdad y Amor subsistente la capacidad de indicar “qué es el bien y en qué consiste nuestra felicidad. Nos señala así el camino hacia el verdadero desarrollo” (n. 52).